AQUELARRE EN EL CLUB BILDEBERG

En Mayo de 2014 se reunió en Copenhague el elitista club Bilderberg, a los que todos suponen la mano ejecutora del Nuevo Orden Mundial. Claro que este año, invitando a la reina Sofía de España y al ministro García Margallo, ya se veía que la cosa iba de capa caída. Todos sabemos que hay grupos mas poderosos que el club Bilderberg, pero queda majo en los medios y con tal cantidad de asistentes y las extremas medidas de seguridad que le rodea, la cosa queda aparente. Gracias a mis contactos en la deep web o black web, recibí información privilegiada, aunque tuve que usar Fairy para limpiar virus y sacar los hackers a patadas. La reunión transcurrió como siempre, yo te cuento unos secretillos, tú me pasas unas cifras, hacemos un comunicado de prensa y a jalar como locos y beber vinos de reserva. Vaya lo de siempre. Pero este año había algo especial, Los asistentes recibieron una invitación secreta para reunirse en los bajos del hotel antes de la medianoche. La prensa no fue avisada.
Una vez todos reunidos, el oficiante del año, un alto cargo de la NSA americana, les mostro el escenario. Un altar ocupaba el centro del salón, rodeado de un Pentagrama invertido, se comunico a los asistentes que tenían que desnudarse para bailar alrededor del símbolo satánico como si fuera una sardana catalana. Varios asistentes, enterados por sus servicios de inteligencia prudentemente se habían colocado un tanga para hacer menos el ridículo, el resto tuvo que cumplir con lo demandado. También tenían que sacrificar un recién nacido para invocar a las fuerzas ocultas, pero debido a la baja natalidad de la mayoría de los países asistentes por culpa de las políticas de recortes, tuvieron que conformarse con el sacrificio de un pollo pata blava del Prat de Llobregat, carísimo. El oficiante trinchó el pollo mientras entonaba cual mantra la lista de cotizaciones del día del mercado de Wall Street. Los asistentes bailaban en pelotas alrededor del altar. De repente y en medio de un show pirotécnico, rayos laser, pantallas de video y un DJ de Ibiza, apareció el Demonio, las fuerzas del mal se habían modernizado y sabían como funcionaba el show business.
El diablo llamado Lucifer punto dos apareció entre una gran nube de humo, los asistentes cayeron rendidos a sus pies. El Diablo que se había diplomado en económicas en Esade los miro fijamente y les recito las políticas neoliberales que tenían que aplicar al año siguiente, todos tomaron nota mental menos algunos que habían escondido el móvil en la raja del culo y activaron el servicio de voz. Una vez finalizado su discurso y entre la música del Thriller de Michael Jackson el Diablo desapareció. Exhaustos los asistentes regresaron a sus habitaciones y comunicaron las instrucciones a sus respectivos gobiernos.
Al día siguiente, la reunión anual finalizo sin ningún ultimo comunicado de prensa.
Yo estoy pendiente en la deep web de recibir las fotos del acto secreto tomadas por un mandatario venezolano para publicarlas y sacar un pastón. Corto y cierro.

Tom Roca

20140710-105412-39252490.jpg

También te podría gustar...