Abraxas.

Abraxas también llamado Abrasax o Abracax por los estrustos,y Abrxia por los druidas celtas,este dios es de origen Gnóstico y se suele representar con la figura de un ser con cabeza de gallo y con dos serpientes con cabeza en lugar de piernas.

La mayoría de veces se presenta con armadura en el pecho y siempre armado con un latigo y escudo.La palabra Abraxas es simbolica pues cada una de las letras correspondía con uno de los planetas conocidos en aquella época y la suma de sus letras dan 365,el equivalente a un año.Es posible que los primeros gnósticos tomaran esta deidad del dios egipcio Abra sax,que significa «Palabra sagrada».

También es muy posible que la famosa frase abracadabra,que todos hemos dicho y escuchado en muchas ocasiones provenga de este dios.

Los Basilidianos pensaban que Abraxas creo el mundo y que posteriormente fue expulsado por Jesucristo.

En términos demonológicos de la edad media,el personaje de Abraxas cambia su perfil para convertirse en un ser grotesco con cabeza de dragón coronada y cuerpo deforme,manteniendo tan solo las serpientes como piernas y el latigo de la figura gnóstica.Sin duda,es un personaje de la mitología bastante desconocido pese a su importancia en tiempos pasados.La unión en un solo ser de todos los poderes divinos,quizas equilibrados,quien sabe,pues de existir alguna vez,la unión de lo divino y lo demoniaco en un solo ente podría tener consecuencias inimaginables.

«El pájaro rompe el cascarrón.El huevo es el mundo.Quien quiere nacer tiene que romper un mundo.El pájaro vuela hacia Dios.El Dios es Abraxas.»

Estas frases de Hermann Hesse,en su novela «Demian»,son posiblemente la referencia moderna por la que más gente se ha interesado por este dios o ser de la mitología antigua.En la figura de Abraxas confluye todo el bien y el mal,la luz y la oscuridad,la sabiduría y la ignorancia,el amigo y el traidor.Por lo tanto,Abraxas es dios y demonio al mismo tiempo.

También se conocen como Abraxas,las piedras grabadas con el personaje y usadas como talismán por los gnósticos.abraxas

También te podría gustar...